jueves, 25 de noviembre de 2021

Tallarines con Maitake en salsa Alfredo

Grifola frondosa, también conocida como Maitake, es una seta comestible que solamente he encontrado en una ocasión pero que ya no estaba en un buen momento para cocinar.

En la última exposición de la Asociación Micológica “Os Cogordos” de Ourense, tuve la oportunidad de hacerme con un trozo.  Javier Pazos, Juanjo Martínez, José Luis Rico y Manuel Sánchez insistieron en que cocinase alguna receta con ella y a ellos tres se la dedico ya que si no hubiese sido por su insistencia, creo que no la habría probado, lo cual habría sido un gran error por mi parte, ya que he descubierto una gran seta en la cocina.

De textura firme, aroma profundo, carne blanca que no cambia al cocinar, y de un extraordinario sabor fúngico.

Al final de la receta, para los interesados, dejaré algunos datos y fotografías sobre ella.

La primera receta que comparto es muy sencilla, unos tallarines en salsa Alfredo con Maitake.


 

Ingredientes para dos personas:

  • 150 gr de tallarines o pasta al gusto.
  • 200 grs de Maitake
  • Ajos
  • Chalota
  • Vino blanco
  • Tomates secos cherry
  • Media taza de nata
  • Queso parmesano rallado
  • Tomillo
  • Orégano
  • Perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

1. Lavamos bien las setas y dejamos secar.

2. Hervir la pasta durante 8-10 minutos, si es fresca con 4 minutos será suficiente.

3. Calentar el aceite de oliva en una sartén grande. Agregar las setas en trozos, saltear y reservar.

4. Freír el ajo picado, los tomates y la chalota durante tres minutos hasta que ablanden.

5. Añadir el vino blanco y cocinar a fuego lento.

6. Cuando se haya reducido el vino a la mitad, añadir la nata y dejar cocinar hasta que espese.

7. Echamos el queso parmesano rallado a la salsa para que se mezcle y derrita. Agregamos las hierbas aromáticas, reservando un poco de perejil. Salamos al gusto.

8. Incorporamos la pasta escurrida a la sartén y las setas reservadas, retiramos del fuego para mezclar bien.

9. Servimos caliente y decoramos con perejil picado. 


 

Grifola frondosa es un hongo políporo que con mayor frecuencia nace en la base de robles aunque también puede aparecer en castaño, haya…, hace su aparición a finales de verano y durante el otoño. A menudo crece en el mismo lugar durante varios años seguidos. Comestible de joven ya que a medida que envejece se vuelve coriácea.

Forma grandes cuerpos fructíferos, es de color marrón claro a oscuro, se ramifica formado números sombreros imbricados, el himenio está compuesto de pequeños poros de color blanquecino, la carne es blanca y no cambia de color. Pueden alcanzar tamaños de 50 cm.

En Asia se ha consumido desde hace siglos, se cultiva con relativa facilidad y posee grandes propiedades medicinales. En próximas entradas os hablaré más sobre esta seta.


Imprimir artículo

1 comentario:

  1. Tremenda Conchi!!! Pd: Hakuna Matata!! 😘😘😘😘😘

    ResponderEliminar

Me encantará saber tu opinión.
Gracias por tu tiempo.