viernes, 26 de septiembre de 2014

Ceviche de langostinos y Fistulina hepatica


Fistulina hepatica es una seta que no se adapta a cualquier tipo de elaboración. Muchas veces es rechazada por su aspecto, otras por su desconocimiento y la mayoría por no saber cómo cocinarla.

Os ofrezco una preparación fácil y muy sabrosa. Los toques de la lima, el aromático cilantro y la frescura de la cebolla compensan el carácter algo insípido de esta seta que sin embargo aporta un color y textura muy interesantes. 

La primera vez que probé un ceviche fue en Perú en uno de mis viajes y desde ese momento me convertí en una fan total, por ello tenía ganas desde hace tiempo de ofreceros algún plato de este estilo.
Lo ideal es utilizar rocoto, pero confieso que no pude encontrarlo en varios de los supermercados donde lo intenté por ello y tras la llamada a un buen amigo, siguiendo sus consejos, decidí usar una salsa picante que tenía en casa.

Todavía hace una temperatura perfecta para degustar este tipo platos, aunque  para mi gusto, los ceviches son perfectos en cualquier época del año.



Ingredientes:

  • Langostinos
  • Fistulina hepatica 
  • Cilantro
  • Lima
  • Pimiento rojo
  • Cebolla morada
  • Sal
  • Rocoto o en su defecto unas gotas de salsa roja picante

Elaboración

1.  Limpiamos bien la Fistulina retirando la parte inferior y pelando la superior. Cortamos en pequeños trozos y reservamos.

2.  Cocemos los langostinos, los pelamos y cortamos en rodajas.

3.  Ponemos a macerar las setas y los langostinos en zumo de lima.



4. Mientras cortamos la cebolla morada en juliana muy fina, la ponemos en agua durante unos minutos.

5.  Picamos el cilantro.

6.  Cortamos el pimiento rojo en pequeños trozos.

Montaje:

Ponemos los langostinos y las setas en una fuente, añadimos la cebolla bien escurrida, el cilantro, el pimiento y unas gotas de salsa roja.
Servimos bien frío.


 Algún día os contaré algo sobre el maravilloso viaje que realicé a este país y los grandes platos que allí descubrí.




Imprimir artículo

sábado, 20 de septiembre de 2014

Reflexiones otoñales 2014



Hace ya bastantes años, mi querido amigo José Manuel, de Salamanca, al que conocí gracias a nuestra mutua afición a la micología, me regaló unas revistas que edita la asociación “Lazarillo”, entre los muchos e interesantes artículos que puede leer, hay uno al que regreso con bastante frecuencia.
Espero que a los autores del mismo (Prudencio García, Mª del Pilar Bustos y Enrique García-Puente) no les importe que comparta con vosotros un pequeño fragmento del mismo ya que me siento totalmente identificada con estas palabras.



“No puedes evitarlo. Cuando algo te gusta, casi sin querer o a veces queriendo, transmites en tu entorno el entusiasmo por estas cosas que, de alguna manera, ocupan tu tiempo de ocio y al final juegan un papel importante en tu vida.
Como otras tantas aficiones que se practican en la naturaleza, la micología tiene esa parte de contacto con la vida salvaje. No son solo salvajes los animales, sino también las plantas y, cómo no, nuestras setas. Caminar, pasear y no saber nunca cuándo te habrás de topar con ellas acaba convirtiendo tu busca en un placer en sí mismo”.

Y esto es lo que yo pretendo a través de mis publicaciones, transmitir ese entusiasmo a los más cercanos pero también a  los que están lejos, que no conozco y que probablemente nunca conoceré ya  que no forman parte de mí día a día. Mi intención no es sólo contagiar las ganas de cocinar ofreciendo  ricas recetas elaboradas con setas sino también llegar algo más allá y contagiar mi pasión por la micología y sobre todo el cuidado y respeto por  el medio ambiente, de nosotros depende que la riqueza de nuestros bosques permanezca intacta no sólo para nuestro disfrute sino también para el de nuestros hijos y el de los hijos de nuestros hijos.

En otra parte de dicho artículo también se dice: “Propensión a traspasar nuestra afición a los demás a riesgo de ser pesados, aburridos y provocar justo la reacción contraria.



Mucho me temo que en alguna ocasión esto pueda llegar a ocurrir, pero aún así me arriesgaré a ello y continuaré intentando transmitir este veneno que parece no tener intención de salir de mi cuerpo.

Y para los que no lo hayan leído creo que sería bueno se pasasen a ver las reflexiones del año pasado, en ellas doy algunos consejos que sería bueno recordar ahora que comienza la temporada micológica más fuerte del año.

Feliz otoño, buena cosecha y procurad no dejar huella de vuestro paso por los bosques.







miércoles, 10 de septiembre de 2014

Tartar vegetal de pulpo y champiñones


El viernes día 8 de agosto tuve la suerte de participar en un sowcooking  junto con mis amigos blogueros cocineros, Rubén Amorín de “Ni mata ni engorda” y José Luis Oliveira de “As pequenas viaxes e algo de gastronomía” durante los actos que se celebraron en O Carballiño para animar la 52 edición de la  “Festa do pulpo”, os recomiendo visitar los blogs de ambos ya que encontraréis muchas y buenas recetas que podréis añadir a vuestro día a día.

Me gustaría destacar el buen ambiente, la camaradería y ayuda reciproca durante la preparación previa, realmente lo disfruté mucho, aunque cada uno de nosotros tuvo que enfrentarse solo ante el público asistente. Como he dicho, no somos profesionales, pero a ganas, entusiasmo y cariño en lo que hacemos no nos gana nadie.

Evidentemente, el nexo de unión entre nosotros fue el pulpo, cada uno cocinó un pincho que degustaron las personas que allí estaban; fueron  “Ceviche de pulpo y gambas”, de Rubén, “Pulpo a feira de outro xeito” de José Luis y “Tartar vegetal con pulpo”, seguro que encontraréis las recetas en sus respectivos blogs, de momento os dejo la que yo elaboré que como no podía ser de otra forma llevaba setas, aunque en esta ocasión y debido a la época en  que estábamos tuve que recurrir al champiñón, os dejo dos formas diferentes de preparar un mismo plato, y  que a pesar del leve cambio de ingredientes su sabor es totalmente diferente.

Fotografía: José Luis Oliveira


Tartar vegetal con pulpo y wasabi

Ingredientes:
 
Champiñones
Tomate pelado
Pulpo
Sal
Aceite de oliva
Lima
Wasabi

Elaboración:
Cortamos el champiñón y el tomate en cuadraditos muy pequeños, aliñamos con zumo de lima, sal y wasabi. Dejamos macerar durante media hora.
Montamos en cucharitas poniendo la mezcla anterior y una rodaja de pulpo cocido, terminamos el plato con un chorrito de aceite de oliva.

Tartar vegetal con pulpo y ajedrea

Ingredientes:

Champiñones
Tomate pelado
Pulpo
Sal
Aceite de oliva aromatizado con ajedrea
Lima
Hojas de ajedrea fresca


Elaboración:
Cortamos el champiñón y el tomate en cuadraditos muy pequeños, aliñamos con zumo de lima, sal. Dejamos macerar durante media hora.
Montamos en cucharitas poniendo la mezcla anterior, una rodaja de pulpo cocido  y una hojita de ajedrea, terminamos el plato con un chorrito de aceite de oliva aromatizado.


Imprimir artículo