sábado, 20 de diciembre de 2014

Tartaleta de changurro e Hydnum repandum


Otro exquisito y fácil plato para las fiestas. Un entrante que se puede preparar con anterioridad. Lo único que nos quedará antes de servirlo es rellenar las tartaletas y gratinar. 

Las tartaletas las he comprado hechas ya que en estas fechas el tiempo no me sobra, pero si queréis se pueden hacer en casa, no es difícil y seguro que estarán más buenas.

El buey es de “bocadodemar”, una empresa que comercializa pescado y marisco, está situada en Vigo con lo cual el producto llega a vuestras manos en unas pocas horas perfectamente envasado y refrigerado. Una buena opción para cualquier época del año pero mucho más para las fechas que se aproximan.



Ingredientes:


  • Buey de mar
  • Setas. Hydnum repandum
  • Tartaletas
  • Cebolla
  • Tomate
  • Aceite
  • Vino blanco
  • Pan rallado
  • Sal

Elaboración:

1.- Cocemos el buey de mar, tened en cuenta el peso para calcular el tiempo. El que he usado pesaba 850 grs. y lo he dejado 18 minutos.  Si está vivo usaremos agua fría, en caso contrario lo pondremos a cocer cuando hierva. Recordad poner una buena cantidad de sal.  

2.- Dejamos enfriar el buey y desmigamos.


3.- Lavamos las setas y reservamos.

4.- En una sartén con aceite de oliva ponemos la cebolla picada y dejamos pochar, agregamos el tomate pelado y partido en trozos pequeños. Tras un par de minutos añadimos las setas también en trozos, un buen chorro de vino blanco y la sal. Cocinamos hasta  obtener una mezcla jugosa pero sin líquido.



5.- Mezclamos con la carne de buey.

6.- Rellenamos las tartaletas, espolvoreamos con pan rallado y gratinamos.



Imprimir artículo

viernes, 12 de diciembre de 2014

Capuchino de Boletus y champiñones


Con ligeras pero importantes variaciones esta receta es muy similar a otra que ya publiqué hace tiempo. La diferencia de la nata tanto en la preparación principal como en el emplatado final es determinante para que el resultado sea totalmente diferente. La suavidad que le aporta la nata y  el contraste frío-caliente es sorprendente.

Toda la elaboración puede estar preparada con anterioridad, en el momento de la comida sólo os quedará calentar la crema, sacar la nata de la nevera y servir, un motivo más para decidirse por este primer plato en unos días de fiesta como los que se acercan.

Si servimos esta crema en tazas destinadas al típico capuchino, seguro que alguno de los comensales pensará que algo está fallando en esa cena o comida que empieza por el final, pero en cuanto tomen la primera cucharada seguro que querrán repetir.



Ingredientes:


  • Boletus frescos o secos. He usado Xerocomus badius frescos
  • Champiñones
  • Caldo de carne
  • Puerro
  • Nata
  • Pimienta
  • Aceite
  • Polvo de setas. En Hifas da Terra podréis encontrar de diferentes tipos, todas ellas muy sabrosas.
  • Sal

Elaboración:

1.- Lavamos las setas y reservamos. Si no tenemos Boletus podemos recurrir a los secos, con lo cual tendremos que rehidratarlos aprovechando el agua para cocinar la crema, en este caso aumentaremos la cantidad de champiñones.

2.- Picamos el puerro y pochamos a fuego medio en aceite de oliva.

3.- Añadimos los Boletus y los champiñones salpimentando al gusto. Cocinamos unos minutos.


4.- Incorporamos el caldo de carne y si usamos Boletus secos, el agua de rehidratación. Dejamos cocinar 15 minutos.



5.- Pasamos todo por batidora, ponemos de nuevo al fuego y añadimos un buen chorro de nata, si nos queda muy espeso podemos agregar más caldo. Con cinco minutos más de cocción será suficiente.
Batimos la nata a punto medio. Servimos la crema con la nata por encima, espolvoreamos polvo de setas y ya sólo nos queda llevar a la mesa y desgustar.


Imprimir artículo

sábado, 6 de diciembre de 2014

Gin tonic aromatizado con C. cibarius



Si Brillant Savarin decía: “La sopa es el primer consuelo del estómago vacío”. Yo añadiría que el Gin tonic lo es del estómago lleno.

En las fiestas que se aproximan a pasos agigantados, en la mayoría  de las casas,  las comidas suelen ser abundantes y copiosas, pues bien, hoy os sugiero esta famosa bebida que puede sustituir al socorrido cava o bien complementarlo.

Os aseguro que os ayudará a sobrellevar las charlas del cuñado, soportar las ocurrencias de la suegra, escuchar por enésima vez las batallitas de unos y otros,  e incluso hasta os atreveréis a  hacerle un cariño al más pequeño de la casa que no ha dejado de dar gritos y saltos alrededor de la mesa durante toda la celebración, si a ello añadimos lo digestivo de esta bebida, el éxito será total.


Ingredientes y elaboración:

1.- Ponemos un puñadito de Cantharellus cibarius a macerar en ginebra durante cinco o seis días.

2.- El día de autos nos aseguraremos de tener tónicas en la nevera y un buen cargamento de hielo en el congelador, así como algunas limas o limones. 

3.-Preparamos el combinado a nuestro gusto, servimos y nos disponemos a degustarlo y soportar con la mejor de nuestras sonrisas el resto de la velada.

Sugerencia: Podéis introducir un trocito pequeño de cibarius aromatizadas en cada uno de los recipientes de la cubitera. El hielo se irá derritiendo lentamente y dejará también parte del aroma que impregnará poco a poco toda la bebida.

Por último pero no menos  importante comentaros que esta idea se la debo a mi querido amigo Fernando Reguera Nadela, quien  al principio de temporada compartió en su muro de facebook, evidentemente no pude resistirme a probarlo y realmente me he quedado sorprendida con el sabor, suave y delicado pero lo suficientemente fuerte como para notarlo. Todo un descubrimiento, todavía estáis a tiempo. 

No me perdáis de vista, antes de que terminen las fiestas os dejaré una nueva sugerencia “bebible” con ginebra aromatizada. Y, que nadie se preocupe, también habrá “comestibles”. 

Este año las celebraciones van a ser especiales.


 

Imprimir artículo