jueves, 10 de noviembre de 2011

Amanita rubescens con garbanzos y chistorra

Por primera vez publico una receta con Amanita rubescens, una seta no apta para los que empiezan por varios motivos. El primero y más importante es por la posibilidad de confusión con otras Amanitas  que son altamente tóxicas como A. pantherina, por ello sólo debe ser recolectada cuando no tengamos ninguna duda con respecto a su identificación. El segundo motivo es por la elaboración de la misma, ya que en crudo contiene una hemosilina que destruye los glóbulos rojos y que sólo desaparece cuando se cocina a más de 65 º.
Las opiniones sobre  su sabor cambian radicalmente según el autor y libro que consultemos, hay personas que la desprecian totalmente y otras que la adoran, ocurre lo mismo que con otros alimentos, disparidad de opiniones que sólo se pueden rebatir cuando la conocemos en profundidad.
No es una seta que consuma con frecuencia, y cuando lo hago siempre la someto a un cocinado prolongado y de alta temperatura .
 Después de todo esto si a alguien todavía le quedan ganas de probarla, y está seguro de su identificación,  ahí va una receta ideal para los días  fríos que han empezado a acompañarnos.


Ingredientes:
·       Un par de Amanita rubescens.
·       Una chistorra
·       Una lata de garbanzos cocidos
·       Media cebolla pequeña
·       Aceite
·       Sal
·       Una ramita de orégano fresco

Elaboración:
En una sartén con un poquito de aceite se rehoga la cebolla picada, cuando este transparente se añaden las setas que dejaremos cocinar bien, ya que como he comentado, A. rubescens se debe consumir bien hecha, a continuación agregamos la chistorra cuando  se haya dorado incorporamos los garbanzos previamente cocidos, salpimentamos y añadimos el orégano, dejamos que se mezclen bien los sabores durante unos minutos y servimos.


Fotografías: Antton Meléndez y Joseba Matabuena

En las fotografías que os muestro se ven algunas de las diferencias entre A. rubescens y A. pantherina, aunque no siempre son tan claras, por ello me reitero en la prudencia y cautela necesaria antes de llevarla a nuestros fogones.


Imprimir artículo

11 comentarios:

  1. cuando me las traen siempre les digo que no son comestibles hasta que tengan conocimientos suficientes, yo de echo no la suelo recoger tampoco para que nadie me las vea en la cesta, es mejor pecar de cautos.

    es una buena seta y muy rica

    ResponderEliminar
  2. Yo sólo me comería el plato si tú me lo cocinaras porque no distingo más de 3 ó 4 setas y éso porque las he visto en el cole; en el bosque estaría perdida al respecto.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Vindo de ti haberá que comelo, pero isto case é como entrar na gaiola dos leóns. Vese un prato estupendo.
    Supoño que o de Lugo foi sobre rodas.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  4. La forma de preparación me encanta: los garbanzos con setas y chistorra me parecen un manjar.
    Eso sí, la "Amanita Rubescens" sólo la probaré si tú o algún experto micólogo me la preparáis, jejeje...
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Yo solo las veo preciosas, ya, ya se, como las niñas chicas pero es que no hay forma ...
    Eso sí, el plato contundente y buenísimo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  6. Si me invitas las pruebo!!!! seguro que están buenísimas...Ourense me pilla un poco lejos que si no me presento a tu mesa jajajaja.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Excelente plato luce exquisito y contundente,abrazos .

    ResponderEliminar
  8. Siempre es bueno aprender y contigo estoy aprendiendo de setas, pero solo compro las que venden en el mercado y me ofrecen garantía.

    Un plato fantástico.

    Buen domingo

    ResponderEliminar
  9. Moi boa esta receita para os que nos gustan os garabanzos, os callos, etc. Eu xa fixen dúas potadas e a próxima será para unha ducia de amantes dos cogumelos. Alguén recomenda quitarlle a cutícula ás Rubescens, pero tampouco debe ser necesario. Moitas gracias pola receita.

    ResponderEliminar
  10. Moi boa esta receita que xa fixen dúas veces coa variante de empregar chourizo curado de Manzaneda. Hai quen recomenda quitarlle a cutícula ás Amanitas Rubescens pero non debe ser necesario. Gracias por publicala.

    ResponderEliminar

Me encantará saber tu opinión.
Gracias por tu tiempo.